Oración inicial

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

¡Corazón de mi Jesús Sacramentado! Con mucha pena de no ser como Tú quieres que sea y con muchos deseos de ser como Tú quieres que sea, vengo a tener contigo este ratito de conversación afectuosa junto a Ti, a los pies de tu Sagrario, donde has querido quedarte por mí, para Tu mayor gloria, honor de mi Madre Inmaculada y provecho de mi alma. San José, enséñame a escuchar y a hablar a Jesús.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.

Sea por siempre bendito y alabado.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

(Se repite cinco veces en honor a las cinco llagas de Nuestro Señor)


Alabanzas al Santísimo Sacramento en reparación de las blasfemias

Bendito sea Dios.
Bendito sea su Santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Consolador.
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios, en sus Ángeles y en sus Santos.

Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte dentro de mi alma. Mas, no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven espiritualmente a mi corazón y como si ya hubiéseis venido, te abrazo y me uno a Ti. No permitas Jesús mío que jamás me aparte de Ti. Así sea. 

Oración de Santo Tomás de Aquino

Te adoro con fervor, deidad oculta, que estás bajo de estas formas escondidas; a ti mi corazón se rinde entero, y desfallece todo si te mira. Se engaña en ti la vista, el tacto, el gusto. Mas tu palabra engendra fe rendida; cuanto el Hijo de Dios ha dicho, creo; pues no hay verdad cual la verdad divina. En la Cruz la deidad estaba oculta. aquí la humanidad yace escondida; y ambas cosas creyendo y confesando, imploro yo lo que imploraba el ladrón arrepentido. No veo, como vio Tomás, tus llagas, mas por su Dios te aclama el alma mía: haz que siempre, Señor, en ti yo crea, que espere en ti, que te ame sin medida. Oh memorial de la pasión de Cristo, oh pan vivo que al hombre das la vida: concede que de ti viva mi alma, y guste de tus célicas delicias. Jesús mío, pelícano piadoso, con tu sangre mi pecho impuro limpia, que de tal sangre una gotita puede todo el mundo salvar de su malicia. Jesús, a quien ahora miro oculto, cumple, Señor, lo que mi pecho ansía: que a cara descubierta contemplándote, por siempre goce de tu clara vista. Amén.


Oración a Jesús solitario en el Santísimo Sacramento

Oh Divino Jesús! que durante la noche estáis solitario en tantos tabernáculos del mundo, sin que ninguna de vuestras criaturas vaya a visitaros y adoraros. Yo os ofrezco mi pobre corazón, deseando que todos sus latidos sean otros tantos de amor y adoración. Vos, Señor, estáis siempre en vela bajo las especies Sacramentales, vuestro amor misericordioso nunca duerme ni se cansa de velar por los pecadores. ¡Oh Jesús amantísimo! ¡Oh Jesús solitario! haced mi corazón cual lámpara encendida; en caridad se inflame y arda siempre en vuestro amor. Vela ¡oh centinela Divino! vela por el mísero mundo, por los sacerdotes, por las almas consagradas, las extraviadas, por los pobres enfermos cuyas noches interminables necesitan tu fortaleza y tu consuelo, por los moribundos y por ésta tu humilde sierva que, para mejor servirte, descansa pero sin alejarse de Ti, de tu Sagrario… donde vives en la soledad y el silencio de la noche. Sea siempre bendito, alabado, adorado, amado y reverenciado el Corazón Sagrado de Jesús en todos los Sagrarios del mundo. Amén. 


Oración final

Gracias, Jesús mío, por la bondad con que me habéis recibido y permitido gozar de vuestra presencia y compañía amorosas.

Me vuelvo a mis ocupaciones. Mi corazón queda contigo. En mi trabajo y en mis descansos me acordaré de Ti, y procuraré vivir con la dignidad que merece vuestra amistad divina.

Dadme vuestra bendición y concededme todas las gracias, que necesito, para amaros y serviros con la mayor fidelidad.

Bendice, Señor, a nuestro Santísimo Padre el Papa, vuestro Vicario en la tierra; ilumínale, santifícale y líbrale de todos sus enemigos.

Bendice a vuestra Iglesia Santa y haced que su luz brille en todas las naciones; y que los paganos conozcan y adoren al único verdadero Dios y a su Hijo Jesucristo.

Bendice a vuestros sacerdotes, santifícalos y multiplícalos.

Bendice y protege a nuestra nación.

Bendice a todos los suscriptores de Web católico de Javier y concédeles la bienaventuranza eterna.

Bendice a los que nos han ofendido y cólmalos de beneficios.

Bendice a todos nuestros familiares y haced que vivan todos en vuestra gracia y amistad y que un día nos reunamos en la Gloria.

Da el descanso eterno a todas las almas de los fieles difuntos que están en el Purgatorio.

Da la salud a los enfermos. Convierte a todos los pecadores. Danos a todos vuestro divino amor, para que la fe que nos impide ahora ver vuestro santísimo rostro se convierta un día en luz esplendorosa en la Gloria, donde en unidad con el Padre y el Espíritu Santo te alabemos y bendigamos por los siglos de los siglos. Amén.

Entonces se sentó, llamó a los Doce, y les dijo: « Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos. (Mc 9,35)

Nadie puede servir a dos señores... No podéis servir a Dios y al Dinero. « Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida... ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?...Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados. (Mt 6, 24-34)

"Mira, yo pongo hoy ante ti vida y felicidad, muerte y desgracia. Si escuchas los mandamientos de Yahveh tu Dios que yo te prescribo hoy, si amas a Yahveh tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus mandamientos, preceptos y normas, vivirás y multiplicarás; Yahveh tu Dios te bendecirá en la tierra a la que vas a entrar para tomarla en posesión. Pero si tu corazón se desvía y no escuchas, si te dejas arrastrar a postrarte ante otros dioses y a darles culto, yo os declaro hoy que pereceréis sin remedio... Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra: te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida, para que vivas, tú y tu descendencia, amando Yahveh tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a él; pues en eso está tu vida, así como la prolongación de tus días mientras habites en la tierra..." (Dt 30, 15)

El Señor conoce a los que son suyos; y: Apártese de la iniquidad todo el que pronuncia el nombre del Señor.En una casa grande no hay solamente utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos nobles y otros para usos viles. Si, pues, alguno se mantiene limpio de estas faltas, será un utensilio para uso noble, santificado y útil para su Dueño, dispuesto para toda obra buena. (2 Tm 19-21). 

 Pero ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Cómo creerán en aquel a quien no han oído? ¿Cómo oirán sin que se les predique? Y ¿cómo predicarán si no son enviados? Como dice la Escritura: ¡Cuán hermosos los pies de los que anuncian el bien! Pero no todos obedecieron a la Buena Nueva. Porque Isaías dice: ¡Señor!, ¿quién ha creído a nuestra predicación? Por tanto, la fe viene de la predicación, y la predicación, por la Palabra de Cristo.  (Rm 10,14-17)

 
Domingo Enero 21, 2018
Loading
Imprimir
Correo electrónico

Filter file list: 
Nombre de Archivo Tamaño  
Acerca de la resurreccion.pdf 11.0 KB
Actitud de los publicanos y fariseos.pdf 10.0 KB
A donde vas a ir esta Semana Santa.pdf 17.8 KB
Advertencia a los discipulos.pdf 10.4 KB
Adviento.pdf 16.9 KB
Adviento la larga espera.pdf 16.9 KB
Alegrate llena de gracia.pdf 10.6 KB
Alegria que nadie les podra quitar.pdf 9.8 KB
Anuncio de la traicion.pdf 11.1 KB
Aparicion de Jesus a los discipulos.pdf 10.4 KB
Aparicion de Jesus a los once.pdf 10.8 KB
Aparicion de Jesus en el mar de Tiberiades.pdf 12.3 KB
Apariciones de Jesus a sus discipulos.pdf 9.6 KB
Ay de ustedes.pdf 9.9 KB
Bautismo del Senor.pdf 10.6 KB
Buen uso de las riqueza1.pdf 10.6 KB
Buen uso de las riquezas.pdf 10.6 KB
CARTA ENCiCLICA.pdf 176 KB
Ciudades incredulas.pdf 9.5 KB
Como ovejas sin pastor.pdf 10.0 KB
Como un canto nuevo.pdf 10.4 KB
Confesion de Pedro.pdf 10.1 KB
Conversion de Zaqueo.pdf 10.2 KB
Conviene que uno muera por todos.pdf 10.6 KB
Cristo da su paz a los discipulos.pdf 10.2 KB
Cuando venga el Espiritu Santo.pdf 10.0 KB
Cuidado con la avaricia.pdf 12.3 KB
Curacion de diez leprosos.pdf 12.3 KB
Curacion de enfermos por su fe.pdf 11.9 KB
Curacion de la suegra de Pedro.pdf 10.9 KB
Curacion del hombre de la mano seca.pdf 9.9 KB
Curacion de un ciego.pdf 9.6 KB
Curacion de un leproso.pdf 10.3 KB
Curacion de un paralitico.pdf 10.8 KB
Curacion de un paralitico a.pdf 11.2 KB
Curacion de un poseido.pdf 12.7 KB
Curacion de un sordo y tartamudo.pdf 9.8 KB
Curacion en la sinagoga.pdf 13.4 KB
Dar a conocer el Reino de Dios.pdf 9.44 KB
Declaracion del segundo precepto.pdf 8.90 KB
Despues de la Transfiguracion.pdf 10.9 KB
Dios ama cada dia.pdf 10.2 KB
Dios envio a su Hijo para salvarnos.pdf 10.0 KB
Dios mando a su Hijo para salvar al mundo.pdf 10.2 KB
Discipulos de Juan conocen a Jesus.pdf 10.8 KB
Discipulos de Juan no ayunan.pdf 10.8 KB
Discusiones sobre el origen de Cristo.pdf 13.6 KB
Edificar sobre roca.pdf 11.1 KB
El administrador astuto.pdf 10.6 KB
El anuncio del angel a Jose.pdf 11.3 KB
El Buen Pastor.pdf 20.1 KB
El buen samaritano.pdf 10.5 KB
El centurion de Cafarnaum.pdf 10.7 KB
El ciego de Jerico.pdf 10.3 KB
El ciego de nacimiento.pdf 11.0 KB
El discipulo amado.pdf 10.8 KB
Eleccion de los doce.pdf 10.4 KB
Eleccion de los doce apostoles.pdf 9.8 KB
El Espiritu Santo les ensenara.pdf 10.2 KB
El Espiritu Santo sobre los apostoles.pdf 17.2 KB
El gozo tras la tristeza.pdf 10.9 KB
El grano de mostaza y la levadura.pdf 9.9 KB
El Hijo actua en union con el Padre.pdf 13.9 KB
El hijo de la viuda de Naim.pdf 10.3 KB
El misterio de la concepcion.pdf 11.7 KB
El misterio del amor mas bello.pdf 15.5 KB
El misterio del trigo podrido.pdf 15.7 KB
Elogio de la madre de Jesus.pdf 10.9 KB
El Pan Eucaristico.pdf 10.6 KB
El Pan Eucaristico 1.pdf 9.9 KB
El pequeno hermano de Pedro.pdf 10.9 KB
El perdon de las ofensas.pdf 12.9 KB
El poder sobre los demonios.pdf 10.6 KB
El primero es el ultimo de todos.pdf 10.4 KB
El primer precepto.pdf 10.2 KB
El que cree en el Hijo tiene vida eterna.pdf 10.0 KB
El Reino de Dios entre nosotros.pdf 10.1 KB
El rico Epulon y el pobre Lazaro.pdf 12.6 KB
El rostro profundo de la Navidad.pdf 14.9 KB
El Senor.pdf 16.4 KB
El siervo del centurion.pdf 10.8 KB
El tributo al Cesar.pdf 10.3 KB
Es cuestion de fanatismo.pdf 15.0 KB
Es licito divorciarse.pdf 15.3 KB
Es mi Padre quien me glorifica.pdf 12.0 KB
Espiritu inmundo.pdf 14.0 KB
Estad siempre alerta.pdf 9.6 KB
Este es mi Cuerpo y esta es mi Sangre.pdf 18.1 KB
Expulsion de los vendedores.pdf 10.6 KB
Fe como un grano de mostaza.pdf 10.1 KB
Fe que salva.pdf 11.1 KB
Fiel y prudente a la Voluntad de Dios.pdf 11.8 KB
Generosidad de la viuda.pdf 10.6 KB
Ha resucitado el Senor.pdf 17.8 KB
Herodes oye hablar de Jesus.pdf 9.9 KB
He venido a salvar a los hombres.pdf 10.3 KB
Hipocresia de los escribas y fariseos.pdf 12.5 KB
Id por todo el mundo.pdf 13.6 KB
Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio.pdf 10.4 KB
Indiferencia de los judios.pdf 9.9 KB
Jesus.pdf 10.7 KB
Jesus ante la Ley Antigua.pdf 10.0 KB
Jesus ante la Ley antigua 1.pdf 10.5 KB
Jesus camina sobre el agua.pdf 10.5 KB
Jesus en Genesaret.pdf 10.7 KB
Jesus es bautizado en el Jordan.pdf 10.5 KB
Jesus es uno con su padre.pdf 10.8 KB
Jesus expulsa a un espiritu.pdf 10.8 KB
Jesus manso y humilde de corazon.pdf 10.8 KB
Jesus no tiene donde reclinar la cabeza.pdf 10.3 KB
Jesus ora al Padre por si mismo.pdf 10.9 KB
Jesus predica el Evangelio.pdf 9.7 KB
Jesus reprende a sus discipulos.pdf 10.0 KB
Jesus ruega por todos los creyentes.pdf 10.9 KB
Jesus se aparece a Maria Magdalena.pdf 10.4 KB
Jesus se declara Hijo de Dios.pdf 12.7 KB
Jesus uno con su Padre.pdf 12.0 KB
Juan Bautista.pdf 14.7 KB
La Confesion de Pedro.pdf 10.5 KB
La esperanza.pdf 17.8 KB
La grandeza de los pequenos.pdf 16.3 KB
La manana de Pascu1.pdf 11.4 KB
La manana de Pascua.pdf 11.2 KB
La mies es mucha y los obreros pocos.pdf 10.8 KB
La mision de los apostoles.pdf 10.3 KB
La mision de los discipulos.pdf 10.9 KB
La muchedumbre en busca de Jesus.pdf 10.7 KB
La mujer adultera.pdf 12.7 KB
La mujer cananea.pdf 9.8 KB
La observancia del sabado.pdf 10.5 KB
La Presentacion del Senor.pdf 15.0 KB
La Presentacion en el Templo.pdf 11.0 KB
La promesa del Espiritu Santo.pdf 9.8 KB
La pureza del corazon.pdf 10.1 KB
La sabiduria de la vida y la muerte.pdf 21.1 KB
La Sagrada Familia.pdf 17.2 KB
La Santisima Trinidad.pdf 14.3 KB
Las bienaventuranzas.pdf 17.9 KB
La semilla que crece.pdf 10.6 KB
Las mujeres acompanan a Jesus.pdf 9.9 KB
Las tradiciones de los fariseos.pdf 10.6 KB
La subida a la montana.pdf 19.7 KB
La tempestad calmada.pdf 10.1 KB
La Traicion de Judas.pdf 10.5 KB
La triple confesion de Pedro.pdf 10.6 KB
La uncion en Betania.pdf 10.5 KB
Lavatorio de los pies.pdf 10.8 KB
La verdadera sabiduria.pdf 11.0 KB
La verdad os hara libres.pdf 11.6 KB
La Visitacion de la Virgen a Isabel.pdf 12.0 KB
La Visita de la Virgen a Isabel.pdf 10.7 KB
La Visita de la Virgen a su prima Isabel.pdf 11.0 KB
La viuda de las dos monedas.pdf 10.3 KB
La vocacion de Mateo.pdf 10.2 KB
Los angeles mensajeros de Dios.pdf 13.2 KB
Los discipulos amigos de Jesus.pdf 10.2 KB
Los discipulos de Emaus.pdf 11.3 KB
Los fariseos piden una senal.pdf 9.44 KB
Los Santos Inocentes.pdf 11.1 KB
Los signos de los tiempos.pdf 12.1 KB
Maria.pdf 11.0 KB
Maria guardaba todo en su corazon.pdf 13.4 KB
Maria visita a su prima Isabel.pdf 12.1 KB
Marta y Maria.pdf 10.3 KB
Mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma del ano 2006.pdf 21.5 KB
Mi Reino no es de este mundo.pdf 18.5 KB
Mision de los setenta y dos.pdf 10.4 KB
Muestranos al Padre.pdf 10.8 KB
Multiplicacion de los panes.pdf 12.0 KB
Nacimiento del Bautista.pdf 10.8 KB
Necesidad de creer en Jesus.pdf 11.9 KB
Necesidad de la vigilancia.pdf 9.8 KB
Ninguno es profeta en su tierra.pdf 10.5 KB
No es importante lo exterior.pdf 9.33 KB
No es un Dios de muertos.pdf 11.0 KB
No hay nada oculto.pdf 10.0 KB
No he venido a traer paz.pdf 10.5 KB
No juzguen y no seran juzgados.pdf 10.7 KB
No pidan una senal.pdf 9.9 KB
No se dejen enganar.pdf 11.4 KB
No se preocupen por lo que les pueda pasar.pdf 11.9 KB
Odio del mundo contra Jesus y los suyos.pdf 10.8 KB
Origen del Mesias.pdf 10.2 KB
Otro enfermo hoy.pdf 13.7 KB
Parabola del amigo inoportuno.pdf 10.4 KB
Parabola de las minas.pdf 13.0 KB
Parabola del juez corrupto.pdf 10.3 KB
Parabola de los vinadores.pdf 12.0 KB
Parabola de los vinadores infieles.pdf 16.0 KB
Parabola del sembrador.pdf 11.8 KB
Para ser buenos amigos de Jesus.pdf 15.0 KB
Pedid y recibireis.pdf 10.2 KB
Pedro y Juan en el sepulcro.pdf 10.9 KB
Perdon de las ofensas.pdf 10.5 KB
Permaneced en mi amor.pdf 10.4 KB
Persecucion de los discipulos.pdf 10.6 KB
Piden a Jesus una senal.pdf 9.7 KB
Poder sobre los demonios.pdf 12.7 KB
Predicacion y curacion de enfermos.pdf 10.0 KB
Presentacion de Jesus.pdf 11.1 KB
Primer Testimonio de Juan.pdf 13.7 KB
Prision de Jesus.pdf 12.9 KB
Quienes son mi madre y mis hermanos.pdf 10.5 KB
Recuperar la vista.pdf 13.6 KB
Regreso a Galilea.pdf 12.1 KB
Regreso de los discipulos.pdf 10.5 KB
Revelacion del Padre a los pequenos.pdf 11.0 KB
Salia de el una fuerza que sanaba.pdf 10.8 KB
Salve llena de gracia.pdf 12.8 KB
Segunda multiplicacion de los panes.pdf 11.9 KB
Segundo Testimonio de Juan.pdf 10.5 KB
Senales de la proximidad del Reino.pdf 9.8 KB
Senor.pdf 10.2 KB
Siervos inutiles ante el Senor.pdf 9.8 KB
Signos de los tiempos.pdf 15.7 KB
Si me conoces a mi.pdf 9.8 KB
Si quieres.pdf 15.3 KB
Sonadores en pos de una estrella.pdf 17.5 KB
Tercer anuncio de la pasion.pdf 11.9 KB
Testimonio del Hijo.pdf 13.9 KB
Toma tu cruz cada dia y siguem1.pdf 10.6 KB
Toma tu cruz cada dia y sigueme.pdf 10.6 KB
Toma tu cruz y sigueme.pdf 10.0 KB
Una curacion en sabado.pdf 10.8 KB
Una palanca fuera de serie.pdf 18.6 KB
Un nuevo templo.pdf 18.1 KB
Un pasado eternamente presente.pdf 16.6 KB
Un poema que casi acaba en tragedia.pdf 17.6 KB
Un reino no puede estar dividido.pdf 10.0 KB
Un reino no puede estar divididoz.pdf 10.4 KB
Ustedes daran testimonio.pdf 13.0 KB
Ustedes son la luz del mundo.pdf 11.8 KB
Venida del Reino de Dios.pdf 10.8 KB
Verdadera alegria de los discipulos.pdf 10.7 KB
Visita de Nicodemo.pdf 10.7 KB
Vocacion de Felipe y Natanael.pdf 10.9 KB
Vocacion de los primeros discipulos.pdf 10.1 KB
Vocacion de Mateo.pdf 10.1 KB
Volveran a encontrarse con el Padre.pdf 10.4 KB
Voy a mandar al Espiritu Santo.pdf 12.8 KB
Yo he vencido al mundo.pdf 10.5 KB
Yo no soy de este mundo.pdf 10.9 KB
Yo soy el Camino.pdf 9.9 KB
Yo soy la puerta de las ovejas.pdf 10.5 KB
Yo soy la vid y mi Padre el vinador.pdf 12.3 KB
Y yo.pdf 15.7 KB
Zacarias en el templo.pdf 14.4 KB